Viernes Santo en la Pasión del Señor

El día de Viernes Santo no se celebra la Eucaristía, todo gira entorno a la proclamación de la Palabra de Dios y a la adoración de la Cruz. 

La celebración de hoy consta de tres partes bien diverenciadas:

I. Liturgia de la Palabra
II. Adoración de la Santa Cruz
III. Sagrada Comunión

El mismo silencio con el que nos despedíamos la liturgia del Jueves Santo lo encontramos al inicio de la celebración de la Pasión del Señor, momento en el que todos nos arrodillamos mientras el sacerdote se postra en el suelo frente a un altar completamente desnudo que representa a Cristo despojado de sus vestiduras, humillado y preparado para completar la obra redentora del Padre muriendo por nuestros pecados.


I. LITURGIA DE LA PALABRA

Después de la Oración Colecta inicia la Liturgia de la Palabra, en la que se proclamará en primer lugar la profecía de Isaías (Is 52, 13-53,12)) sobre el sufrimiento del Siervo de Dios, humillado y maltratado hasta la muerte. A esta primera lectura responderemos con el Salmo 30: "Padre, a tus manos encomiendo mi espíritu". En la 2ª lectura, de la carta a los Hebreos se nos presenta a Cristo como autor de la salvación. Finalmente, el Evangelio que se proclama hoy es el relato de la Pasión según san Juan, en la que se describe con sumo detalle los pasos de Jesús desde el huerto de los olivos hasta la Cruz. 

Tras la homilía se hace la Oración universal: ante la muerte de Cristo elevamos nuestra oración solemne a Dios Padre. Se trata de diez peticiones dirigidas al Padre a las que –a cada una de ellas– sigue una oración:

1. Por la Santa Iglesia
2. Por el Papa
3. Por todos los ministros y los fieles
4. Por los catecúmenos
5. Por la unidad de los cristianos
6. Por los judíos
7. Por los que no creen en Cristo
8. Por los que no creen en Dios
9. Por los gobernantes
10. Por los atribulados


II. ADORACIÓN DE LA SANTA CRUZ

Una segunda parte de la celebración se centra en la adoración de la santa Cruz. El misal propone dos formas de realizarla, pero en ambas la cruz debe estar cubierta y poco a poco se desnuda mientras se canta tres veces: "Mirad el árbol de la Cruz donde estuvo clavada la salvación del mundo", a lo cual se responde: "Venid a adorarlo". En el momento de la adoración el misal propone la antífona "Tu cruz adoramos", los "Improperios" y el himno "Oh cruz fiel..".

*Si quieres conocer el repertorio de esta celebración pincha AQUÍ.


III. SAGRADA COMUNIÓN

Por último, finalizada la adoración de la cruz, se pone un mantel sobre el altar desnudo y el sacerdote traslada el Santísimo Sacramento desde el lugar de la reserva hasta el altar en silencio y da comienzo el rito de la comunión con el rezo del Padre nuestro y, omitiendo el rito de la paz, se distribuye el cuerpo de Cristo. En el día de Viernes Santo no hay bendición pero sí una oración sobre el pueblo. La celebración finaliza en silencio y se desnuda nuevamente el altar dejando solamente la Cruz.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate a comentar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...